Entrevista: Dog House “Una vida de perros…”

 

 

Me encuentro con Eduardo, gerente de Dog House, una empresa familiar donde se encuentra muy cómodo ya que su pasión son los perros, me comenta “antes, perro que veía por la calle, me lo llevaba conmigo, la diferencia es que antes los llevaba a casa y ahora a mi residencia canina, lo he profesionalizado”. Continua contándome con orgullo que él no sacrifica perros, es una norma fundamental “sino no podría hacer esto, yo no mato animales… lo mío es vocación no es casualidad, mi padre puso una tienda de animales y llevaremos 15 años con Dog House y seguimos… la recogida fue a base de trabajo y reputación, empezamos en el ayuntamiento de Granada y tenemos ya varios ayuntamientos de la provincia”.
Estoy en Cenes de la Vega, un sitio que hace unos años, según cuenta Eduardo, había muchos perros callejeros o de dueños que tienen a sus mascotas en la puerta de casa, “simplemente ahora”, continua Eduardo, “desde que el ayuntamiento ha puesto interés en este proceso de quitar a los perros de sus calles, apenas cojo alguno, es más difícil, pero sí que tengo que hablar con los que quieren dejar a sus perros en las calles, junto a sus casas para que hagan el favor de meterlo”, pasamos por Huetor Vega, Cajar y La zubia y empezamos a ver perros y enseguida me comenta que “así estaba Cenes antes…” Eduardo destaca el TRABAJO que se hace aquí, en Cenes gracias al interés del ayuntamiento y dice alto y claro que “hoy en día perros vagabundos en Cenes no hay y la gente a base de información y sanciones económicas ya ha aprendido… ahora es un servicio de control, así le llamamos, de hecho tengo varios visualizados pero se meten en patios y se las saben todas, pero es fácil localizarlos…”
Yo le pregunto directamente ¿porque siempre hay tantas “cacas” de perro? en Granada, porque la plaza de toros es una barbaridad, y Eduardo me responde rápido, “mira Cenes es un pueblo ejemplar, todos los que ves paseando a su perro van con su correa y su bolsa, en Granada no hay tanta mentalidad y tampoco ponen medios, harían falta parques para perros como en las grandes ciudades, hoy en día hay más perros que niños, los perros forman parte de la sociedad y sin embargo no hay infraestructura para ellos. Mira la idea de lo que la gente puede tener de lo que es un servicio de acogida o de una perrera (a mi no me gusta ese nombre) es equívoco, lo primero es coger al perro, si es tímido no te acercas mucho a él, le miro y le demuestro que no soy una amenaza y aparece algo fundamental, una herramienta de trabajo muy efectiva, una salchicha, me siento en un bordillo y le doy trocitos, y al final me lo llevo en brazos, no me gusta utilizar el lazo ya que para ellos es traumático…” le interrumpo… y los dueños… “hay de todo, una vez cogí un perro un día y tres señoras se pusieron a insultarme, bueno no tendrían nada mejor que hacer, un perro tiene que tener un control sanitario, no puede provocar un accidente, tiene que estar supervisado por su dueño en todo momento, que es eso de abrirles la puerta y soltarlos a hacer sus necesidades o a su paseíto y que un coche se estrelle o atropelle al perro, y yo no digo que tengan que ir cogidos pero si controlados. Eso no es tener un animal doméstico, por el bien de todos, incluidos ellos y eso tienen que entenderlo. Nosotros también tenemos el servicio de la alhambra, ¿te imaginas un grupo de japoneses y un perro siguiéndole en mal estado?…”
Mientras hablamos aparece un perro y nos ponemos manos a la obra, está en la cuesta del parque acuático Aquaola y nos lleva hasta la plaza, en la misma avenida del mediterráneo, nos ponemos a darle algo de comida, después de media hora ya está en el coche… vuelvo a interrumpir su trabajo para saber que le va a pasar al perro ahora… “pues ahora lo llevamos a la residencia, comprobamos si está identificado por medio del microchip, si está, localizamos al dueño, lo recoge, pagando su sanción correspondiente y se lo lleva a casa, si no está identificado se “adopta” temporalmente y se le busca una familia o persona que quiera adoptarlo y si no es posible Dog House le da un hogar con el apoyo de la asociación que nos ayudan a bañarlos, darles paseos etc. pero quiero dejar muy claro que no matamos a ningún perro, eso es muy importante para mí”.
Así me despido de Eduardo dándole la enhorabuena por su profesionalidad y agradeciendo estos momentos de perros en un pueblo como Cenes de la Vega donde ya apenas hay, al menos vagabundos y callejeros.

Norberto Enamorado

About these ads

Un pensamiento en “Entrevista: Dog House “Una vida de perros…”

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s